10 octubre 2007

Scarface



  • Scarface: El Precio del Poder


Puede que desvele algunos datos sobre la trama, así que si aún no la habéis visto, ojo al leer este artículo; aunque intentaré no fastidiar mucho contando de más.

El protagonista de esta historia es Tony Montana (Al Pacino), un cubano que harto de vivir en la miseria en su país nata intenta exiliarse en el país de las oportunidades, EEUU. Pero los cubanos en aquella época, y ahora también, sienten predilección por Miami, por ser el lugar que más se parece a su isla, en cuanto al clima y al ambiente, así que Tony y algunos amigos suyos, entre ellos Many Rivera (Steven Bauer) deciden trasladarse. El primer problema surge en la aduana, donde se descubre que Tony había estado en la cárcel en Cuba por culpa de un tatuaje característico que lleva en la mano. El había negado estar en la cárcel, pero al ser descubierto, dice que es un agente anticastro, que había estado en el ejército pero que había decidido luchar contra el dictador. Tony no es creído y lo llevan a un centro de refugiados, como a tantos otros que no dejaron entrar en el país.

Tony () Many

Gina () Elvira

Hay que decir que Tony es un asesino con un carácter bastante fuerte, aunque, como él dice, solo mata cuando es verdaderamente necesario, y eso se verá a lo largo de la película. En el centro de refugiados, se le ofrece ser residente en los EEUU (obtener la tarjeta verde, le llaman) si realiza un trabajo para un tal Frank López, un mafioso de Miami. Tony acepta, y en medio de un motín, acuchilla a un agente de Castro que se había intentado colar en el país, y que había causado la muerte a muchos de sus compatriotas.

La vida que le espera a la salida del campo de refugiados no es mucho mejor que la que tenía anteriormente puesto que trabaja como fregaplatos en un puesto de comida rápida. Tony no se siente realizado, y cuando le ofrecen otro "trabajillo" para Frank López mal remunerado se vuelve loco y casi se lía a tiros con el enviado del mafioso. Finalmente le ofrecen otro un poco más peligroso, pero mejor pagado, al que Tony acepta sin pensar. El trabajo consiste en comprar droga a un contrabandista colombiano, que en un principio se porta muy bien, pero de repente, apresa a Tony y a su compañero buscándo el dinero y olvidándose del trato. Tony se niega a darle el dinero sin recibir a cambio la droga, y el colombiano coge una motosierra y descuartiza al compañero de Tony delante de sus narices, en la bañera. Cuando iba a ser el turno de Tony, entran Many y otro con Uzi's y acribillan a todos menos al capo, que escapa herido. Tony corre tras él y en mitad de la calle, le pega un tiro en la frente.

Omar, el que le había encargado el trabajo para López, se sorprende de que tengan la droga y el dinero y quiere que se la den, pero Tony se niega, y se la lleva directamente a López, ganándose así su confiaza.

Tony sigue haciendo trabajos para López, haciendo dinero, pero aparece una mujer en su vida, la mujer de su jefe, Elvira (Michelle Pfeiffer) de la que se enamora. A parte de esto, Tony comienza a hacer visitas a su familia, aunque su madre no lo quiere ni ver delante, su hermana Gina lo idolatra, y eso hace que ella también empiece a moverse en el mundo de Tony, debido al dinero que él le ofrece.

En uno de los trabajos para López, Montana y Omar deben visitar a un narco boliviano que se llama Alejandro (Alex) Sosa. El criado de Sosa reconoce a Omar como un confidente de la policía, y lo asesinan. A partir de ese momento, Tony comienza a negociar con Sosa por su cuenta, y tienta a Elvira, viendo que Frank López se está debilitando.

Un día, estando en el club que frecuentaban, el Babylon Club, Tony sufre un ataque, y suponiendo que vino por orden de Frank, le hace una visita junto con Many y otro más de sus pistoleros. Allí liquidan a López y a un policía corrupto que había intentado extorsionarlo anteriormente.

El imperio Montana se extendía cada vez más, pero los problemas también crecían. La afición de Tony y Elvira (que se habían casado) por la coca se incrementaba y el blanqueo de dinero cada vez se hacía más complicado. A causa de esto último, la policía arresta a Tony y según su abogado, nada le impedirá ir a la cárcel. Pero en ese momento llama Sosa para que se reúnan en su casa. Allí le encargan a Tony liquidar a un periodista para que así, ellos lo libren de la cárcel. Tony acepta, y junto con un asesino a sueldo le ponen una bomba al coche de este hombre. El día planeado, el periodista recoge a su mujer y dos hijos, por lo que Tony se niega a hacer estallar el coche. El asesino no acepta, y cuando iba a volarlo por los aires, Tony saca una pistola y le esparce el cerebro por toda la ventanilla.

Sosa pide venganza, Many lleva desaparecido varios días al igual que Gina, Elvira lo ha abandonado... el mundo de Tony se viene abajo y no se dedica a otra cosa que a colocarse con la coca.

Tony averigua que Gina está con Many, y lo va a visitar a su casa, encontrándolos a ambos en bata. En un ataque de ira por ver a su hermana con su mejor amigo, le dispara; Gina le confiesa que se habían casado el día anterior, pero ya era muy tarde para ello, Many estaba muerto.

Regresan a la mansión, con Gina llena de ansiolíticos para que se calmara. En esos momentos, sufren un ataque y matan a Gina delante de Tony, y este coge una M16 de su armario y empieza a liarse a tiros con todos los enemigos, armando una carnicería.

Tony pensaba que era invencible, y lo pensaba porque tenía tanto poder que nadie se atrevía a soplarle; pero se dio cuenta de que solo era un ser humano, nada más, cuando uno de los asaltantes le entró por el balcón y le disparó a bocajarro un escopetazo en la espalda. Tony cae a la piscina interior bajo una estatua que rezaba "The world is yours" ("El mundo es tuyo").

 

El Rincón de Sombra Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template