13 noviembre 2007

¿Libertad de expresión? Ups, se perdió por el camino...


Bueno, este post va dedicado a los autores de la caricatura de los Príncipes de Asturias que provocó el secuestro de la revista satírica "El Jueves", Manel Fontdevila y Guillermo Torres. Para los que no lo sepan, la revista estuvo censurada durante un tiempo, como si viviéramos una dictadura.

Como algunos recordaréis, esta imagen dio la vuelta a España:

El caso es que han sido declarados culpables de injurias al Príncipe Heredero, recogido en el artículo 491.1 del Código Penal y han sido condenados a pagar una multa de 3.000 euros (10 meses de multa a razón de 20 euros al día) cada uno de los dibujantes.

Antes de entrar el la sala, los ilustradores se han dirigido a la prensa: "No tendríamos que estar aquí por esta tontería". "Son cosas que volveremos a hacer y que, de hecho, hemos hecho ya", ha asegurado el guionista Manel Fontdevila, que ha añadido que no entienden este juicio y ha dicho que "hasta que no lo entendamos seguiremos como hasta ahora".



Aunque hayan salido beneficiados con un incremento de las ventas debido a la curiosidad de la gente, la libertad de prensa está muy coaccionada en lo referente a la casa real, y todo lo que tenga que ver con ella será siempre muy mirado.
Nos escandalizamos con la reacción de algunos grupos musulmanes ante las caricaturas de Mahoma, y sin embargo, somos tan cínicos, que esta otra caricatura la tenemos como algo fuera de lugar y que debería ser censurada.

Yo no me explico cómo es posible que en esta revista, que aguantó los envites del franquismo en la clandestinidad, que luchó por la libertad de expresión, que nunca se mordió la lengua, que siempre criticó a los presidentes del gobierno y puso a cada uno en su sitio, haya sufrido en pleno siglo XXI, cuando se supone la declaración de derechos del hombre y la mujer ya está asumida en la mayoría de los países, un ataque semejante.

En esta revista se criticó a Aznar y a Zapatero y se los humilló de manera muy parecida o incluso peor a los príncipes, porque son personajes públicos y la gente tiene derecho a dar a conocer su opinión. Sin embargo, como este tema toca la fibra sensible de un fiscal, o de un juez, pues ya la tenemos liada.

Así está España.


Salu2.
 

El Rincón de Sombra Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template