04 junio 2008

Postrecillo


Receta encontrada en Taringa!


Una pregunta que a menudo ocurre “Qué hacemos con todo este pan que sobró?"

Respuestas como, “lo guardamos, total lo comemos en la semana” son las más recurrentes. Claro, nadie puede comerse tres kilos de pan en dos días, cuando al tercero ya no sirve ni siquiera para hacer tostadas.

Entonces es donde aparece esta magnífica oportunidad de despacharese con un postre bien típico de la zona, el budín de pan.

Para nada complicado de hacer, muy apetitoso y sumamente económico. Ideal para hacer en un día como hoy!

Los más pudientes lo hacen con pan fresco, comprado especialmente para la ocasión. Este post no es para ellos…

Vamos con la receta, esta vez con los pasos bien detallados

Ingredientes

1/2 Kg de Pan.
1 litro de Leche
300 g de Azúcar.
4 Huevos
Esencia de vainilla

Elaboración

- Quitamos la corteza del pan, lo trozamos en cubos pequeños, los ponemos en un bol en remojo con la leche tibia y el azúcar.

- Batimos los huevos, no mucho, solo por un momento, y los incorporamos junto con una pizca de esencia de vainilla

- Dejamos reposar mientras pasamos a hacer el caramelo en la budinera. Mientras hacemos el caramelo, la leche tibia irá ablandando el pan.

- Es un buen momento para ir prendiendo el horno…

- En la budinera, a fuego directo, ponemos 7 cucharadas soperas de azúcar y una de agua. Revolvemos con una chuchara de madera hasta que se forme el caramelo. Importante retirar del fuego antes que se queme el azúcar. Más importante aún es no intentar chupar la cuchara, ya que el azúcar puede llegar a los 200º C y seguramente no tienen a mano el teléfono del instituto del quemado.

- Una vez formado el caramelo, inmediatamente agregamos el contenido del bol y lo ponemos llevamos a horno moderado, cerca de una hora.

- Hacemos algo mientras se cocina, no sé, puede ser una siestita…

- Una vez listo (le insertamos un cuchillo, y si no sale pegoteado, ya está!), dejamos enfriar al aire libre, y una vez más frío, lo llevamos a la heladera hasta el momento de servirlo.

- Recién antes de servir lo desmoldamos. Si les gusta pueden acompañarlo con una cucharada de dulce de leche.


Como siempre, todo listo antes de empezar a trabajar.


Ponemos el pan junto con el azucar en remojo con leche tibia.


Batimos un poco los huevos, los incorporamos junto con una pizca de esencia de vainilla. Dejamos reposar mientras pasamos al caramelo.


Como ven, agregamos azúcar, un poquito de agua y a revolver.


Parece increible que vaya tomando este colorcito tan apetitoso…


Una vez listo el caramelo, inmediatamente agregamos el contenido del bol. De esta manera, el caramelo “contaminará” al budín, dándole ese sabor distinto.


Cuando lo veamos así, lo sacamos del horno.


Dejamos enfriar, siempre en la budinera! Ni se les ocurra tratar de desmoldarlo en caliente…


Ahora si más frio, después de un período en la heladera, lo desmoldamos y ponemos en ese plato amarillo que alguna vez alguien olvidó en casa.


Servimos una rodaja con un poco de dulce de leche o crema.
 

El Rincón de Sombra Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template